lunes, 3 de septiembre de 2012

PEÑAROL 1-1 River Plate - Seguimos tropezando

¿Ganamos un punto o perdimos dos? Esto se sabrá al final. Pero ahora viéndolo de dos perspectivas diferentes podemos decir que sucedieron las dos cosas.
Peñarol tenía que ganar, como siempre, y más que nunca por el mal comienzo ante Fénix, por lo que perdimos dos puntos. Aunque por como se dio el partido tampoco nos podemos quejar, es un punto que nos llevamos y que además costo mucho y requirió del un gran esfuerzo por parte de los jugadores.

De todas maneras no se puede dejar de mencionar que estando 11 contra 11 River dominó el partido y se puso en ventaja por un nuevo descuido a la hora de defender una pelota aérea. Hoy en día cada pelota que va por aire al área de Peñarol es medio gol, algo inaceptable para un cuadro grande y más aún teniendo a jugadores altos que saben saltar y cabecear como los que contamos en el equipo.

Aparte de eso quedan dudas del planteamiento del Polilla. Si bien es cierto que no ha podido y no va a poder contar con el equipo que realizó una buena temporada, es responsabilidad de él adaptar a los jugadores que tiene para un debido funcionamiento del equipo.

Zalayeta y Olivera si pueden jugar bien juntos, no tengo dudas. Pero siempre y cuando haya alguien como Pacheco, Estoyanoff y/o Zambrana en la cancha. El de ayer fue un equipo predecible al que le falto jugar por afuera. Torres y Grossmuller no desbordaron nunca, a eso se le suma la poca y nada subida de Darío y Alejandro que cuando lo hacen lo hacen bien en general, pero en cuentagotas.
Todo esto lleva a que Olivera y Zalayeta juegan solos arriba lo que no lleva a ningún lado.

Después de la expulsión bien decretada de Macaluso, que tuvo un partido para el olvido, Peñarol empezó a jugar mejor y a buscar con más agresividad el gol del empate. Con más empuje que ideas, Olivera concretó el gol antes de terminar la primera parte y quedaba todo de cara para dar vuelta el resultado.

Pero Peñarol sufriría otro revés luego de que Zalayeta fuera expulsado por ir fuerte a una pelota. Quedan dudas de si fue falta o no, lo que si se ve claramente que Marcelo no va de mala manera, si con ímpetu, pero si choca al jugador de River es con la cadera y eso nunca puede ser roja directa.

El segundo tiempo Peñarol lo manejó lo mejor que pudo con dos hombres de menos y pudo ser para cualquiera, por eso el resultado al final tampoco se puede discutir mucho.
Además cabe destacar que costó mucho aguantar el marcador y se vio un gran esfuerzo por parte de todos los jugadores, aunque hay que resaltar el trabajo de Olivera que quedó solo arriba todo el segundo tiempo y metió huevo como nunca, lo de Novick en el medio confirmando que él debe ser titular y lo de Valdez en la zaga que nos salvo en reiteradas ocasiones.

También hay que mencionar que Gelpi jugó con mucha presión encima por motivos ya conocidos y sin embargo tuvo un partido correcto, más allá de que quizás pudo haber salido en la jugada de gol y lo complicó algún centro, pero después tuvo intervenciones interesantes que hacen dudar más aún la contratación de un golero.

Ahora tenemos dos semanas para cambiar el rumbo de las cosas, esperando que el Polilla encuentre el equipo con los jugadores que tenga a mano y un mejor funcionamiento. También habría que ver si la suerte empieza a estar de nuestro lado para variar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Recomienda este blog!