miércoles, 3 de abril de 2013

Emelec 2-0 PEÑAROL - Con las manos vacías

Caímos en tierras ecuatorianas y de este manera dejamos de depender de nosotros mismos. El equipo pudo aguantar 80 minutos el empate pero de un momento a otro todo se vino abajo. Errores propios y ajenos nos dejaron en una posición complicada de cara a la última fecha por la Fase de Grupos.

De antemano el Polilla había dicho que el empate no era un mal resultado pero que ganar era la prioridad. Y contra varios pronósticos Peñarol comenzó tomando las riendas del partido, tuvo la pelota e intentó llevar el juego a campo rival. Pero otra vez fuimos inefectivos a la hora de buscar la jugada correcta, ese pase filtrado que le permitiera a los delanteros tener opciones de cara al arco rival. Emelec también era consciente de lo que se jugaba y poco a poco fue saliendo de su letargo y complicando a una defensa aurinegra que por momentos se mostró muy insegura pero que también sacó muchas pelotas. Walter López fue quién tuvo la más clara de Peñarol en el primer tiempo luego de un pase cruzado de Olivera, el zurdo la bajo de pecho y le pegó desviado. El empate le cayó bien a la primera etapa.

Para el complemento Peñarol apareció sin cambios y con la idea de seguir como hasta ahora. Tímidamente Peñarol intentó llegar al gol, pero no hubo caso, las jugadas se diluyeron casi todas antes de llegar al área rival. Bologna que en el primer tiempo se había mostrado más seguro que nunca siguió cortando centros y parando tiros de afuera. Emelec, si bien dañaba un poco más, no parecía encontrar la manera de vulnerar el arco de Peñarol.

En este contexto los dos equipos sabían que las pelotas quietas podían definir el partido. Primero fue Peñarol quien tuvo la chance, López cabeceó un centro frontal de Torres y la pelota pasó rozando el palo, la más clara de Peñarol en todo el partido. Los minutos siguieron pasando (de manera muuuy lenta para muchos seguramente) y el empate parecía caerle bien al partido. Pero una pelota quieta mal defendida por Peñarol (la única quizás) terminó en gol de Emelec faltando 10 minutos para el final. Peñarol no tuvo reacción, el Polilla hizo cualquier cosa con los últimos dos cambios (Zalayeta fue el primero en salir lesionado por Mauro Fernández, entendible) y el juez puso la frutilla de la torta (de un arbitraje localista donde se flecho desde el primer tiempo la cancha) cobrando una falta inexistente al borde del área de Peñarol ya con los descuentos consumidos totalmente. Lo extraño es que el primer tiempo lo terminó en un contragolpe de Peñarol que quien sabe como hubiera finalizado. En definitiva el juez colombiano había dado 3 minutos de descuentos y lo terminó en 95 solo para darle una chance más al local. Estos "errores" arbitrales son fundamentales (la falta + el agregado de tiempo) porque llegó el segundo gol de Emelec que no hace más que complicarnos aún más la clasificación.

Con respecto a las cuestiones del DT, el planteo del partido no es el que más gusta, pero dentro estaba resultando, quizás se falló en la selección de algunos jugadores. Faltando 10 minutos en un tiro libre en contra (donde llegaría el gol) saca a un hombre alto de marca para poner a... Nicolini. Baltasar Silva estaba lesionado, pero no podía aguantar una jugada defensiva más? Y si es así, porque Nicolini? Un jugador que ha tenido muy pocos minutos y con poca experiencia internacional... Porque no poner a Pacheco? Si este cambio estuvo mal planificado por Da Silva, el último fue un chiste: a los 90 minutos de juego entró Zambrana (porque no fue titular?) por López, para qué? Qué podía hacer Zambrana en un par de minutos de juego? Porqué no hizo el tercer cambio no bien nos metieron el primer gol cuando había que ir desesperados a buscar el empate? 

Ahora Peñarol esta en la cuerda floja, necesitamos que Vélez le gane a Emelec y a su vez ganarle por varios goles a Iquique. A primera vista no parecería una locura, pero Peñarol no viene jugando bien ni convirtiendo muchos goles (en Chile pasamos por arriba a Iquique y solo le hicimos dos), y a su vez Vélez ya esta clasificado y quizás no juegué con todo, a menos que quiera terminar lo mejor posible en la tabla general. Se puede especular mucho, demasiado, pero lo cierto es que más allá de los otros, Peñarol debe preocuparse por empezara a jugar mejor y ganar, ganara y seguir ganando. Y así y con suerte seguiremos en la Copa y bien posicionados en el torneo local. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Recomienda este blog!